No nos rendimos


Los actores de relleno son un bulto enorme, incómodo en casi cualquier escenario, filas de gente sin nombre, rostro u opinión, porque la voz del pueblo no existe, porque tampoco existe el poder constituyente ni se discutirá una nueva Constitución
Source: Tal Cual Digital

Previous Apología de la calle
Next Paradojas y general hambre

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *